martes, julio 17

VOLVÍ



Sé que últimamente he estado demasiado ausente, tanto en redes sociales como aquí. Así que tampoco puedo decir que estoy segura de que extrañaron mis posts, ya que no es un espacio en el que plasme demasiado en estos últimos meses. 
He estado demasiado enfrascada en diferentes cosas, he dejado un poco la lectura de lado, y creo que en parte se debe a que salgo más, ya sea a casa de mis dos mejores amigas, a comer con mi novio, a veces salgo a comprar ropa o hilasas para bordar algunas cosillas. En fin, creo que, en resumen mi ausencia se debe a...¿la etapa adulta? 
No crean que me siento importante al decir que ya soy un ''adulto'', si es que puede llamarse así. Honestamente, es lo que más me aterra. Voy a estudiar inglés, ya presenté mi examen a la universidad y estoy jodidamente aterrada de si voy a dar la talla o no. ¿Y qué si saco malas notas? ¿Y si no puedo irme de intercambio al extranjero? ¿Y si no consigo un empleo que me motive? 
Me estresa tener que pensar en un trabajo acorde a mi carrera, que me proporcione las ganancias suficientes para subsistir. Y sé que si no es suficiente, voy a tener que buscar otra manera, porque no me estoy quieta, quiero más y más, para no carecer de nada. 

No me brotan con facilidad las palabras cuando tengo que hablar de algún libro. Ya no es tan sencillo, y menos cuando es una lectura que no te apasiona y tienes que leer por compromiso. Supongo que me he emocionado tanto con la idea de recibir libros ''gratis'', pero la carga se ha vuelto pesada y a veces no sé qué hacer con tantos pendientes, que me siento mal al respecto.
Llega un libro nuevo y lo dejo guardando polvo porque estoy leyendo ya uno. Y cuando quiero leer el libro nuevo, se me van las ganas porque otro más reemplaza el puesto de ''nuevo e interesante''. Supongo que es un bloqueo, ¡pero ya he llevado más de un año! A veces pienso seriamente en sortear los libros que de plano no han desarrollado algún tipo de emoción.

Tengo muchas cosas planeadas y espero que esto no fracase. 





1 comentario:

  1. Hola!
    Antes que nada muchas suerte con las notas :)
    Son etapas. Yo también abandone un poco la lectura cuando estudiaba en la universidad. Hoy casada y con un bebe, lo retome como un modo para relajarme luego del día que no paro un segundo.
    Trata de relajarte y no sentir una lectura como una obligación. Tiene que servirte para desconectar.
    Besos y lo mejor!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.